Cinco claves para el liderazgo efectivo

El tema de la dirección es siempre un asunto caliente en las configuraciones de negocio. A partir de gráficos de competencias para programas de entrenamiento de alto potencial, las organizaciones gastan una cantidad significativa de tiempo y dinero estudiando e invirtiendo en liderazgo.

Mientras que un estudio de liderazgo puede llevarnos a listas, categorías y subcategorías de ejercicios y atributos de liderazgo, la mayoría puede ser reducida en cinco categorías simples.

Aunque es fácil de entender, estas cualidades a menudo pueden ser difíciles en la práctica. Todo líder, de un CEO de gran empresa a un gerente con un equipo de dos, debe hacer un hábito normal de estudiar esas cinco claves para el liderazgo.

1. Honestidad

Sin la confianza de aquellos que lideran, ningún líder puede tener éxito. La honestidad es quizás la primera cosa en que cada líder debe concentrarse. Un líder efectivo no debe simplemente parecer honesto. Ellos deben estar abiertos y sin miedo a asumir riesgos.

Todos cometen errores. En una posición de liderazgo cuando la toma de riesgos es inherente, las fallas inevitablemente ocurrir. En estas situaciones, lo mejor que un líder puede hacer es liderar por el ejemplo. Cuando los errores se comete, no debe haber intento de enmascarar o disfrazarlos. En vez de eso, investigue abiertamente lo que ha ido mal y esté dispuesto a aprender de la situación.

Utilizado como una oportunidad de aprendizaje, estas situaciones nos dan la capacidad de trazar un nuevo curso, definir un nuevo objetivo y avanzar con un vigor renovado, inspirando a aquellos que lideramos. La honestidad no sólo instilará confianza, creará una atmósfera libre del miedo paralelo del fracaso, promoviendo el progreso y la productividad.

2. Dedicación

Una organización sólo será tan dedicada como su liderazgo. El trabajo duro y la perseverancia son primordiales para el éxito como líder. Así como su dedicación al trabajo, la dedicación de su equipo también sucede.

La dedicación no se extiende sólo al trabajo en cuestión. Continúa con los que conduces. La dedicación a los empleados tiene una correlación directa con la capacidad de liderazgo de liderazgo. Invertir en su desarrollo y bienestar ayudará a proporcionar su dedicación como líder.

3. Foresight

La prospectiva no significa poder predecir el futuro. La prospectiva es la capacidad de un líder para establecer una visión y dirección para el futuro. Esta visión es lo que unificará un equipo, permitiendo que encamine hacia adelante hacia un objetivo común.

La falta de previsión no sólo provocará la desunión, sino la falta de fe en las habilidades de un líder. Sin embargo, esto no significa forzar una visión sobre los que usted lidera. En realidad, la participación de su equipo en el proceso de visión les dará la propiedad y una mayor motivación para alcanzar los objetivos en la mano.

4. Comunicación

Un líder puede tener una visión fantástica, pero el éxito dependerá de la capacidad de comunicarla. La comunicación requiere dos ingredientes importantes: claridad e inspiración. La claridad, en la forma de un estilo de comunicación directo y abierto, confirmará un entendimiento común. La inspiración entonces catalizará ese mensaje en acción.

Además, un líder efectivo recordará siempre que la comunicación es un negocio de dos vías. Así como su mensaje debe ser claramente comunicado a los que usted conduce, su equipo debe tener la oportunidad de hacer lo mismo a cambio. Al final, una conversación unidireccional no es una conversación y la comunicación estancada dejará de progresar.

5. Inteligencia emocional

Finalmente, la inteligencia emocional (EQ) debe ser un tema de estudio para líderes en todos los niveles. EQ es nuestra capacidad de autoevaluación y nuestra conciencia social, combinada con nuestra capacidad de gestionarnos a nosotros mismos y nuestras relaciones con los demás de forma productiva.

Numerosos estudios han demostrado que los líderes más eficaces son aquellos con un EQ elevado. No es sorprendente, considerando que el éxito de un líder depende de su capacidad para administrar diferentes personalidades y relaciones en el contexto y la plena concientización de su propio estilo social.

La cosa más positiva para cualquier líder de saber es que el EQ puede ser un rasgo aprendido y puede ser mejorado y desarrollado. Un esfuerzo continuo para mejorar el EQ es una clave importante para el éxito del liderazgo.