Liderazgo efectivo – 3 características esenciales

El liderazgo efectivo no ocurre por accidente. Los objetivos concluidos como resultado del liderazgo efectivo se materializan porque alguien tomó una decisión consciente seguida de esfuerzo genuino. Muchas veces las organizaciones reclutan líderes de alto nivel llevándolos a una cultura en dificultades con la esperanza de que van a cambiar las cosas. Lo que más no reconoce es el proceso necesario para que los líderes crezcan y se vuelvan más eficaces. Una cantidad suficiente de tiempo permite que los potenciales líderes ganen la confianza y el respeto de las personas. Los líderes que dependen de la autoridad formal, posición o estado no son aquellos que tendrán una influencia duradera si las siguientes características no se cultivan.

  1. Un sentido agudo de la visión – La capacidad de un líder de ver intuitivamente es un recurso inestimable que contribuye a la eficacia general. Vislumbrando intuitivamente a las personas y las direcciones destinadas a la organización. El líder es responsable de asegurar que los esfuerzos sean galvanizados y el movimiento sea sostenido en el cumplimiento de metas predeterminadas. Desafortunadamente, las fallas existen como resultado de que el líder es blindsided y derribado debido a alguna circunstancia imprevista. Aunque todas las situaciones no pueden ser comprobadas – los líderes compraron para ser conscientes de situaciones potenciales que descarrían sus esfuerzos. Ellos están bien posicionados para recuperarse en medio de contratiempos temporales y tienden a reagruparse, reorientar la recuperación de las cosas a corto plazo.
  2. Humildad que estimula el esfuerzo colectivo – La humildad no es semejante a la debilidad, en cambio, es una señal de gran fuerza. Observe a los que siguen y usted detectará el nivel de eficacia que un líder ha obtenido. La gente vota con sus acciones. Si creen que van a actuar. Las personas necesitan sentir como si sus contribuciones fueran significativas y siguiesen voluntariamente cuando el énfasis es en causas dignas mayores que cualquier persona. Líderes humildes desvían aclamaciones tanto para la causa y para las contribuciones del esfuerzo individual. Ellos son sensibles a la necesidad humana de ser notados y apreciados.
  3. Capacidad de liderazgo inspirador en otros – Es necesario un líder cómodo con el yo, habiendo obtenido un grado de autodominio, que alienta regalos exclusivos y habilidades de liderazgo en otros. Aunque los líderes son responsables de la visión garantizando que el personal clave desempeñe sus fuerzas y preste cuentas, aseguran el éxito futuro de la organización. Una organización conocida por su capacidad para desarrollar líderes no sólo crece a través de prácticas centradas en principios, pero también mantiene su longevidad inherentemente atrayendo un flujo continuo de talentos.

El liderazgo efectivo comienza con una mentalidad combinada con esfuerzo sostenido para producir resultados. Las cualidades de visión, humildad y liderazgo inspirador en otros sirven colectivamente como la piedra angular de la construcción de relaciones de largo plazo y produciendo resultados en los más altos niveles. Cada día es otra oportunidad para desarrollar el líder en ti.