Mejorando sus habilidades de comunicación para un liderazgo efectivo

Muchas veces nos encontramos en posiciones de liderazgo en varias capacidades. Esto varía desde el liderazgo a nivel familiar hasta el nivel organizacional y nacional. En cualquier nivel que se encuentre en posición de liderazgo, hay naturalmente el deseo de destacar en liderazgo. Sin embargo, muchos no los encontraron con éxito a este respecto. Una de las herramientas importantes que permiten a los líderes ser la comunicación ineficaz entre ellos y los seguidores.

La comunicación es el proceso de envío y recepción de informaciones entre personas. Puede ser expresivo o receptivo. Las habilidades de comunicación eficaces son fundamentales en el desarrollo de su vida profesional y personal. También es fundamental para alcanzar la excelencia en liderazgo. Una comunicación clara y efectiva es antes de una actitud que cualquiera que espera alcanzar la excelencia del liderazgo se esforzará para inculcar y mejorar continuamente el arte, incluso antes de alcanzar posiciones de liderazgo en cualquier nivel. Los buenos líderes efectivamente motivan e inspiran a sus seguidores a través de una comunicación clara. Además, las mejores organizaciones promueven disciplina, responsabilidad y alineación estratégica a través de una comunicación clara y efectiva.

La comunicación viene de varias maneras. Las formas más comunes son a través del habla, escritura, imagen visual y lenguaje corporal. También podría basarse en la relación de la organización (formal o informal), o sobre la base del flujo de información organizacional. Independientemente del método utilizado, el objetivo de la comunicación es el mismo; los objetivos comunes son cambiar el comportamiento, actuar, garantizar la comprensión, persuadir o dar y obtener información. La comunicación es ineficaz cuando no alcanza el objetivo deseado. Esto, a su vez, lleva a un liderazgo ineficaz para los líderes. Por lo tanto, para comunicarse efectivamente, hay que percibir y aceptar que la comunicación clara es siempre un proceso de dos sentidos. No es suficiente hablar con claridad, pero para asegurarse de que usted está siendo oído y entendido.

La comunicación implica tres componentes: el mensaje verbal (las palabras que elegimos), los mensajes para-verbales (y como decimos las palabras) y los mensajes no verbales (nuestro lenguaje corporal). Estos tres componentes se utilizan para enviar mensajes claros y concisos. También se utilizan para recibir y entender correctamente los mensajes enviados a nosotros. Muchas veces, es confuso cuando el componente verbal dice "sí", por ejemplo, y el no verbal muestra "no". Para comunicarse de forma eficaz, es necesario alinear los tres componentes de la comunicación para retratar el mensaje que se está transmitiendo.

Los mensajes verbales eficaces deben ser breves, claramente comprensibles y organizados. Ellos deben estar libres de jerarquías y no crear resistencia en el oyente. Los mensajes no verbales, por otro lado, son la principal forma de comunicar emociones. Ellos son evidentes en nuestra expresión facial, posturas y gestos. La comunicación para-verbal indica los mensajes que transmitimos a través del tono, del tono y del ritmo de nuestras voces. Por ejemplo, expresiones como "Lo siento" no pueden realmente entenderse como significando lo que pretendía cuando se dice en tono áspero.

El proceso de recibir el mensaje notificado está escuchando. Escuchar es un elemento clave en la comunicación y requiere concentración y energía. Implica una conexión psicológica con el hablante. También implica una voluntad y voluntad de ver las cosas desde la perspectiva del hablante. En este punto, es necesario que el oyente suspenda el juicio o la evaluación del mensaje y antes mantiene una mente abierta en él. La escucha no verbal englobando la atención física total o la conciencia de los mensajes no verbales del hablante; mientras que la escucha verbal escucha es prestar atención a las palabras y sentimientos que se están expresando. Así como en la información pasada, la escucha verbal, no verbal y para-verbal es esencial para que un líder obtenga una retroalimentación real de los seguidores.

Los buenos comunicadores pasan su mensaje teniendo los siguientes factores adecuadamente considerados:

1. Claridad del mensaje (mantenerla simple y clara)
2. Adecuación del mensaje (proporcione suficiente información para una comprensión adecuada)
3. Integridad del mensaje (manténgalo como la información original)
4 Calendario del mensaje (entregado en el momento y en el lugar apropiado)

Para una comunicación eficaz, es necesario que el comunicador obtenga o solicite comentarios del oyente para garantizar que el mensaje sea bien comprendido. En pocas palabras, un buen comunicador también debe ser un buen oyente.

Otros consejos para buenas habilidades de comunicación son:

1. Mantener contacto visual con el público.
2. Conciencia corporal – sea confiada y convincente.
3. Gestos y expresiones.
4. Transmita los pensamientos de uno.
5. Practique habilidades de comunicación eficaces.

La comunicación efectiva es un proceso de dos sentidos. Implica pasar el mensaje y recibir feedback (escucha activa). Esto refleja la responsabilidad del hablante y del oyente. Es muy claro y libre de estrés.